Los Pasos de Semana Santa regresan al Museo

Las hermandades celebran sus misas de difuntos y depositan los pasos en el Museo
La lluvia respetó este traslado en el domingo posterior al de Resurección

Redacción. Fotos: Fernando Fradejas

Domingo de Difuntos. Así es como se conoce en Medina de Rioseco al domingo posterior al de Resurrección desde, donde hace varios años, se celebran las misas en recuerdo de los hermanos difuntos de las diferentes cofradías riosecanas.

A las 10 de la mañana, Alejandro Ovelleiro presidía la misa celebrada en Santa María en la que participaban las cofradías de Viernes Santo: Cristo de la Paz y Afligidos, Piedad, Santo Sepulcro y Soledad. Tras la finalización de la eucaristía, los cinco conjuntos escultóricos eran trasladados hasta el Museo de Santa Cruz, donde reposarán ya hasta la próxima Semana Santa.

A las once, se producía la misa en honor de los difuntos de las nueve cofradías de Jueves Santo, además de la del Santo Cristo de la Clemencia. Francisco Casas predicaba la solemne eucaristía. Aunque el cielo estaba nublado, la lluvia respetó el traslado de todos los pasos. Desde Santiago salían Oración del Huerto, Flagelación, Jesús Atado a la Columna, Ecce Homo, Nazareno de Santiago y Verónica, Nazareno de Santa Cruz, Desnudez, Cristo de la Pasión y Dolorosa. Tras recorrer calle Mediana, Santa María y Rúa Mayor regresaban hasta la iglesia de Santa Cruz, sede del Museo de Semana Santa.

En la calle mucho ambiente y algunos cofrades vallisoletanos que quisieron ver los pasos de sus vecinos riosecanos a hombros por las rúas de Rioseco. La Semana Santa, oficialmente, echaba su telón. Aunque el primer Domingo de mayo los Pasos Grandes celebren su misa de difuntos y algunas hermandades celebren sus tradicionales juntas.

Deja un comentario