El vino, el blues y el arte se dan la mano en San Francisco

Un centenar de personas tuvieron la suerte de participar en una exitosa cata degustación que debido a la tormenta se tuvo que realizar en el interior del museo

Redacción. Fotos: F. Fradejas

Un centenar de personas fueron los afortunados que ayer tuvieron la suerte de participar en la cata degustación de vinos que tuvo lugar en Museo de San Francisco. Una atractiva iniciativa que, debido a la tormenta, no pudo realizarse en el claustro, donde estaba previsto, y se llevó a cabo en el interior de la antigua iglesia conventual, convertida en museo. Este hecho provocó un escenario único en el que los barros de Juan de Juni o la esculturas orantes de Cristóbal de Andino fueron testigos de excepción de los acertados comentarios que el sumiller José Antonio Solano hizo de los tres vinos ganadores del concurso Vinos del Museo 2011 del Museo Provincial del Vino convocado por la Diputación de Valladolid (el blanco Cuatro Rayas Sauvignon D.O. Rueda, el rosado Salvueros D.O. Cigales y el tinto Munia Crianza D.O. Toro).

Durante la cata, que estuvo organizada por el Ayuntamiento de Medina de Rioseco y el Museo de San Francisco con la colaboración de la Diputación de Valladolid, la Asociación de Empresarios y Profesionales de Medina de Rioseco y Comarca y el Museo Provincial de Vino, Solano guió a los participantes por cada uno de los pasos que hay que realizar parea llegar a conocer las cualidades de los vinos catados.

La cata de los vinos dio paso a la degustación de canapés y pinchos aportados por los los hoteles Vittoria Colonna y Los Almirantes y los restaurantes La Rúa y Pasos. La actividad estuvo amenizada por la banda Bluedays que puso el broche final a una noche especial con un concierto durante el que también se sirvieron el espumoso AÑ de Bodegas Mocén, de Rueda, y el aguardiente de hisopo y mejorana, de Tordehumos, en compañía de sabrosas pastas y bollos. La mayoría de las personas presentes estuvieron de acuerdo en calificar la actividad como única y sorprendente a la vez que pidieron que se volviera a repetir.

3 Comentarios

  1. Yo no quiero rasgarme las vestiduras, pero si creo que se podría haber buscado otro sitio para realizar este evento. Desde muy niño me enseñaron que no se comía en las iglesias y, que yo sepa, San Francisco, a parte de museo, es una iglesia sacralizada.
    El acto me gusta y quisiera participar cuando se repita.

  2. San Francisco sigue siendo una iglesia, una iglesia convertida en museo, pero una iglesia, copas de vino, orquestas, hasta las sillas de plástico con un altar al fondo, no sé , pero no me resulta.. digamos agradable de ver. ¿Se imaginan la misma escena en el museo de los pasos grandes? también es museo

Deja un comentario