El Hisopo, planta aromática y medicinal


Gonzalo Franco

hisopo2Nombre y características botánicas: El Hyssopus Officinalis L. es una planta de la familia de las labiadas, arbusto vivaz, con tallos leñosos, alcanza una altura entre cuarenta y cincuenta centímetros. El tallo lignifica en la base, de donde brotan numerosas ramificaciones muy rectas, vellosas en el extremo distal. Las hojas son opuestas, enteras, lineal a lanceoladas, sésiles o apenas pecioladas, glandulosas, a veces pubescentes por ambas caras, de color verde oscuro y unos 2 a 2,5 cm de largo. En el verano produce inflorescencias en forma de densas espigas terminales con flores de color rosa, azules y más raramente blancas, muy olorosas dando lugar a un fruto en forma de aquenio (especie de fruto seco producido por numerosas plantas) oblongo.

Hábitat y Ecología: El hisopo es una planta muy resistente que se adapta a casi cualquier tipo de suelos y climas, hasta el punto de que es capaz de resistir temperaturas de hasta 10 grados bajo cero. Sin embargo, si la maceta en la que la cultivamos no es lo suficientemente grande, puede llegar a carecer de los nutrientes necesarios.

Crece con extrema facilidad. Lo hace de forma espontánea en las regiones de clima suave o templado, aunque prefiere los sitios cálidos, pero es capaz de desarrollarse en casi todas partes. Es una especie rústica, que resiste bien las sequías y tolera suelos tanto arcillo-arenosos, como francos y calcáreos, siempre que cuente con buen drenaje.

Requiere mucho sol y clima cálido. Puede reproducirse por semilla entre mediados de otoño y comienzos de primavera, plantándose primero en almácigos y luego trasplantando a unos 70 x 60 cm de distancia entre plantas, por simple división de matas ya existentes, o por estacas; para esto último se separan ramas ya lignificadas y con varias yemas poco antes de la floración, plantándose en canteros bien abonados y húmedos hasta que produzcan raíces.

Una vez desarrolladas las yemas exteriores pueden trasplantarse a su ubicación definitiva. Si hisopo3bien toda la planta es intensamente aromática, se cosecha preferentemente en época de floración para aprovechar las sumidades (pedúnculos florales que poseen algunas plantas) floridas; en condiciones óptimas puede obtenerse una cosecha a fines de primavera y otra a inicios del otoño. Una vez cortados los tallos se colocan a desecar en suspensión o en capas delgadas sobre material que permita el drenaje, en sitio fresco, seco y bien ventilado, dando vuelta el material varias veces; es preferible evitar el sol directo para evitar la decoloración y la oxidación de los componentes. Ya secas, al cabo de unos seis días, se deshojan o trocean con el tallo incluido.

El material seco se eleva a un tercio aproximadamente del peso de lo cosechado. Para su almacenamiento se guarda en contenedores estancos, pudiendo tenerse hasta 18 meses. La planta fresca es apreciada sin desecar en gastronomía. Puede obtenerse también una esencia por destilación de la planta fresca al vapor.

hisopo4Usos y Etnografía: La planta se usa desde la Antigüedad preclásica; su nombre en Occidente es una adaptación directa del griego υσσοπος, tomado a su vez del hebreo esob. Las hojas se utilizan como condimento aromático; tienen una sabor ligeramente amargo por los taninos que contienen y un intenso aroma mentolado. Se deben usar con moderación por su intensidad. Se emplean también en licores, y son parte de la fórmula del Chartreuse (un tipo de licor muy popular en Francia).

Como planta medicinal posee propiedades balsámicas, expectorantes y antitusivas gracias a su contenido en marrubina. Contiene también tuyona y fenoles, de propiedades antisépticas, aunque la alta concentración de la primera y su contenido en la cetona pinocanfeno —estimulante del sistema nervioso central— puede provocar reacciones epilépticas en dosis elevadas. Se ha usado como colirio y colutorio.

Tiene efecto estimulante de la digestión. La dosis de aceite esencial en la planta fresca es de un 3 a 9 ‰. Los principales componentes de éste son el cineol, el ß-pineno y variosmonoterpenos bicíclicos, sobre todo el L-pinocanfeno, el isopinocanfono y el pinocarivon. Contiene además diosmósido, un flavonoide, varios fenoles (ácido cafeico, rosmarínico) y varios ácidos triterpenoides (ursólico y ácido oleanólico), así como colina. Aparte de sus efectos balsámicos también es un estimulante amargo, por lo que se utiliza para tratar los trastornos digestivos. Entre sus numerosas utilidades, otra de las más curiosas es que se trata de uno de los componentes de algunas aguas de colonia y perfumes y que es muy utilizado en la composición de jabones.

El hisopo ya aparece nombrado como hierba aromática en el Tanaj hebraico, y en el Evangelio según Juan es la planta con la que los legionarios que custodian la cruz de Jesús de Nazaret ensartan la esponja embebida en vinagre que le dan de beber. Como curiosidad en portugués hissopo significa: erva sagrada. La planta se utiliza como como melífera en apicultura, produciendo una excelente miel rica en aroma. Un refrán antiguo dice: Quien supiera del hisopo las virtudes sabría demasiadas cosas. En tanta estima se le tenía y para tantas dolencias se creía apto que era poco menos que una panacea.

Deja un comentario