Club Deportivo Almirantes: Más que un club, una gran familia

El CD Almirantes presenta sus siete equipos en una intensa jornada de baloncesto

Redacción. Fotos: D. Carpintero

“La que tenéis aquí montada”. Con esta expresión sincera y de admiración, un veterano entrenador de baloncesto riosecano, resumía muy bien cómo es el club de baloncesto Almirantes, que este sábado llevó a cabo su presentación oficial de la campaña 2017-2018. El más de un centenar de componentes del club (noventa jugadores y catorce entrenadores) repartidos en siete equipos se hicieron la foto de familia en una intensa jornada de baloncesto que tuvo el polideportivo como epicentro principal.

La mañana comenzó con los partidos de la cantera. Al filo del mediodía tocaba enfundarse la equipación azulona del CD Almirantes para la puesta de largo de sus siete equipos: benjamín, alevín femenino, infantil femenino,  infantil masculino, cadete mixto y los senior, el masculino y el femenino.

El presidente del club, Luis Alfonso de la Iglesia, alma mater del CDA, presentó a todos los componentes, así como colaboradores, patrocinadores y autoridades, encabezadas por el alcalde de Rioseco, David Esteban. Tras el acto, un divertido y emotivo partido entre las viejas glorias del CD Rioseco y del CD Almirantes. Algunos de los veteranos que jugaron a baloncesto en Rioseco hace dos décadas volvían a la cancha para hacer buena aquella máxima del que tuvo, retuvo. También se procedió a un sorteo con regalos donados por Distrioval y Autoescuela Castilviejo.

Por la tarde, el equipo senior se marcó un partidazo contra los segundos clasificados de la Liga. A pesar del esfuerzo no pudieron lograr la octava victoria consecutiva y cayeron de tres, aunque dejando el pabellón bien alto. Una cena de hermandad puso punto y final a esta jornada baloncestística, en la que el Almirantes dejó bien claro que ante todo son una gran familia.

De la iglesia se muestra muy satisfecho por el recorrido realizado en los últimos catorce años. Nadie podría pensar que ese embrión de club que nació hace 14 años se haya consolidado con más de un centenar de componentes. El deseo para 2018 es que la fiebre y la magia del baloncesto “continúe en Rioseco”. Para las categorías inferiores lo más importante es que los chavales “aprendan, se diviertan y continúen jugando a baloncesto”. Para el equipo senior, el objetivo es acabar en la zona alta de la tabla. Asimismo, la solidaridad será uno de los preceptos de este año. Durante el Campus de Baloncesto, que se desarrollará del 26 al 30 de diciembres se recogerán alimentos para los más necesitados, a través de Cáritas. Pero además se destinará un 10 por ciento de las cuotas de los socios para colaborar con una ONG y apadrinar a un niño sudamericano y para apoyar a una asociación que recauda fondos para investigar contra las enfermedades raras. 

Desde estas líneas, el Club Baloncesto Almirantes quiere brindar por un 2018 lleno de felicidad y buen baloncesto.

Deja un comentario