El PSOE saca a la luz las negociaciones con Rioseco Puede y Ciudadanos

Han remitido un comunicado en el que se desvelan conversaciones de whatsapp
Relatan como fueron los encuentros para intentar una alternativa al PP

Redacción

El grupo municipal socialista de Medina de Rioseco, a través de un comunicado y una publicación en su cuenta de Facebook, ha hecho públicas todas las negociaciones a tres bandas (PSOE, Rioseco Puede y Ciudadanos) para intentar una alternativa de Gobierno y arrebatar la Alcaldía al Partido Popular en el pleno de investidura celebrado el pasado 9 de junio.

Explican en este comunicado que han decidido hacer públicas todas las conversaciones (whatsapp y correos electrónicos incluidos) “en aras de una transparencia en la labor política de este grupo”. Creen desde el PSOE que el concejal de Ciudadanos “no tenía voluntad en ningún momento de llegar a un acuerdo con PSOE y Rioseco Puede” y le recriminan que “mejor hubiera sido decir no desde el principio”.

Los tres candidatos: José Manuel Margareto, Ángel Rubio y Julio Galván.

En una de las reuniones (31 de mayo), según relatan fuentes socialistas dos de los concejales populares, David Esteban y Francisco Javier Gallego, casualmente vieron a los concejales de los tres grupos salir de una sala del Ayuntamiento y continúan en su comunicado: “a tenor de lo visto, lo único que entendemos que ha pretendido el señor Margareto Cuenca es buscar una posición de fuerza negociadora, tras comprobar la evidente cara de sorpresa de los señores Esteban y Gallego, al vernos salir de la reunión conjunta”.

Por último, dicen desde el PSOE que “en ningún momento de los contactos mantenidos se ha hablado de posibles concejalías o salarios, tan solo propuestas programáticos que no llegaron a  buen puerto”. En el comunicado se reconoce que la única “lógica era que el candidato alternativo fuese Julio Galván (PSOE) por tener mayor número de votos de los tres participantes en las reuniones”.

Según ha desvelado el PSOE, en un largo dossier, fue Rioseco Puede, liderado por el concejal Ángel Rubio, quien comunicó “formalmente su intención de apoyar al candidato del PSOE, sin pedir nada a cambio”. Faltaba el apoyo de un concejal más para poder desbancar al PP de la Alcaldía. El primer encuentro entre los tres partidos en la oposición (PSOE, Rioseco Puede y Ciudadanos) fue a la salida del pleno en el que Artemio Domínguez, anterior alcalde, presentaba su renuncia (26 de mayo). Esa conversación informal, en el propio Ayuntamiento, fue captada por este periódico.

El 30 de mayo, nueva reunión. En este caso, el PSOE relata que Ciudadanos invitó a los otros dos partidos a que presentaran un programa para lo que restaba de legislatura. “Nuestro ofrecimiento era conocer en primera instancia la situación del Ayuntamiento, antes de decidir un programa que quizá no íbamos a poder cumplir”, explican fuentes socialistas, quienes también relatan que José Manuel Margareto, concejal de Ciudadanos, les expuso que “no tenía permitido por su partido participar en ningún gobierno, y a todo lo más que se podía comprometer, era apoyar, pero nunca participar en el Gobierno municipal”.

Julio Galván en la votación del nuevo alcalde: Margareto, al fondo.

El 1 de junio llega otro encuentro. PSOE y Rioseco Puede se presentaron con sus respectivos equipos de trabajos, a petición del concejal de Ciudadanos. Al parecer Margareto llegó solo a la reunión y solo permitió participar a los que fueran concejales, siempre según las fuentes socialistas. El secretario general del PSOE, Isidoro García Pando, quedaba fuera del encuentro y en las dependencias municipales socialistas solo se reunían Julio Galván y José Carlos Lobo (PSOE), José Manuel Margareto (Ciudadanos) y Ángel Rubio (Rioseco Puede). Desde el seno socialista se critica que el concejal de la formación naranja solo se dedicó “a escrutar las propuestas del PSOE y RP, sin aportar un programa por parte de su grupo”.

Se llegaron a algunos acuerdos como crear una Oficina de Atención al Ciudadano. Por parte de socialistas y Rioseco Puede se propuso reorganizar los servicios municipales, mientras que según desvela el PSOE, Margareto pretendía “externalizar los servicios municipales de obras, jardines y limpieza y que fueran gestionados por empresas externas al Ayuntamiento”. Algo calificado como “inviable” por las otras dos fuerzas políticas. “Entendimos que su idea era mantener a los actuales trabajadores, y además pagar los costes requerido por la empresa a la que se adjudicara el servicio. Es decir, duplicar costes”, reza el comunicado.

 

“Cuando se preguntó al concejal Margareto si tenía voluntad real por llegar a una acuerdo su respuesta fue: ‘Si estoy aquí es por algo’, pero que sin externalización de servicios, había poco que hacer”, relatan desde el PSOE. Las reuniones se interrumpieron porque el concejal de Ciudadanos permaneció fuera de España entre los días 3 y 8 de junio, aunque siguieron comunicándose vía whatsapp y correos electrónicos, que también han trascendido.

Desde el grupo socialista y Rioseco Puede se pidió a Margareto una decisión, a través de correo electrónico, el 6 de junio en el que se le explicaba que había tres opciones: “dejas al PP para que nada cambie y seguramente empeore; plantamos un mayor cisma social con vuestra propuesta de externalizar o sumamos todos para mostrar a los ciudadanos que es posible un gobierno justo y libre de intereses personalistas, porque el PP lo único que quiere es mantener sus sueldos y sillones”.

Concluyen en el dossier, que los concejales de PSOE y Rioseco Puede ya no supieron más de Margareto, por lo que en la mañana del día 9 de junio buzonearon un comunicado conjunto “pidiendo al concejal de Ciudadanos, unirse para buscar una salida a los problemas del municipio y de los riosecanos”. “Solo hasta unos minutos antes de la sesión de investidura, a las 19 horas, supimos por su parte que no iba a apoyar nuestra propuesta alternativa”, se argumenta en el extenso comunicado, firmado por el portavoz del grupo socialista Julio Galván.

Deja un comentario