Rotundo éxito de Fernández Magdaleno en la Fundación Juan March

El pianista riosecano ofrece un recital en Madrid dedicado a la habanera

Miguel García M.

El pianista Diego Fernández Magdaleno consiguió el pasado sábado en Madrid un rotundo éxito con el recital de piano con el que inauguró un ciclo en la Fundación Juan March dedicado a las habaneras. La sala se llenó, así como otro espacio adyacente en el que se proyectaba el concierto en directo.

Con el título de De ida y vuelta, el recital, al que asistió un gran número de personalidades de la cultura,  estuvo dedicado al periodista Miguel Basteneir, quien falleció recientemente, pues “entre sus muchas virtudes, encarnó esas influencias mutuas entre España y Latinoamérica, esa ida y vuelta de ideas, de músicas, de cultura, que habrían de ser más intensas y enriquecedoras”, en palabras del pianista riosecano.  

Con ocho estrenos absolutos, que demuestran que la habanera sigue siendo un acicate para la creación musical actual, Fernández Magdaleno interpretó obras de 
Ignasi Adiego, Emilio Calandín, Jordi Codina, Carlos Cruz de Castro, Teresa Catalán, Carme Fernández-Vidal, Francisco García Álvarez, Armand Grèbol, Charles F. Lummis – Arthur Farwel, Jordi Sansa, Albert Sardà, Dolores Serrano, Frederic Sirés, Mateo Soto y Antònia Vilás.

Tras el concierto, Francisco García Álvarez, expresó que “en la Fundación Juan March, Diego Fernández Magdaleno ha hecho un concierto que era una obra de arte en sí. La composición del mismo fue muy inteligente; la realización, realmente genial.

Por su parte, Teresa Catalán hizo ver que “el recital fue excepcional por la madurez, la técnica y la sensibilidad interpretativa”. De nuevo, el pianista de Medina de Rioseco interpretó un programa de compositores muy diferentes en el que lo antiguo dialogó con lo nuevo con el fin de conseguir una unidad de contrastes, “en la idea de que sea precisamente esa diversidad la que dé coherencia y sentido al conjunto”, según expresó Fernández Magdaleno. 

El ciclo se completará con los prestigiosos intérpretes la violinista Mariana Todorova y la pianista Mariana Gurkova (sábado, 13 de mayo); el guitarrista Ricardo Gallén (20 de mayo); y la pianista Judith Jáuregui (27 de mayo). Todos los conciertos se transmitirán en diferido por Catalunya Música el sábado siguiente a su celebración (11:00 horas). Los audios estarán disponibles en la web de la Fundación durante 30 días.

Ni nació en La Habana ni tuvo su origen de Cuba. La habanera es un canto de ida y vuelta entre España y las colonias. Surgida como danza europea bailada con movimientos sensuales, arribó a Cuba llevada por los colonos para luego regresar al continente con su aire meloso y su métrica de balanceo. Entonces se arraigó en el imaginario de los compositores, en particular franceses y españoles, como evocación de una visión exótica del otro, una música que mezclaba razas y hablaba de amores imposibles.

Deja un comentario