La callada labor de los muñidores de la Junta de Cofradías

Antonio Fernández y Félix Barrios se encargan de que todo esté a punto

J.A.G.

Llevan la palabra servicio tatuada a fuego y para ellos la Semana Santa se ha convertido en una forma de vida. Son los muñidores de la Junta de Cofradías, esas personas encargadas de que todo esté a punto y no haya nada a la improvisación. Su trabajo es silencioso, pero continúo. Nunca forman parte de comitivas o encabezan actos solemnes; pero sin su esfuerzo y su buen hacer, la organización de la Pasión riosecana se resentiría.

Antonio Fernández y Félix Barrios, en la sede de la Junta de Cofradías.

Antonio Fernández lleva más de tres décadas al servicio de la Junta Local de Semana Santa, primero como vocal, ahora como muñidor. Félix Barrios se ha incorporado hace algunos años. Juntos forman un gran tándem. No entienden de horarios y  para ellos el trabajo en pro de la Semana Santa es sinónimo de satisfacción.

Igual reparten la lotería de Navidad, que atienden la sede de la Junta, o distribuyen revistas y carteles anunciadores. Les sorprendemos en esta tarea. Mueven cientos de carteles que llegarán a los lugares más variopintos. “Los mandamos a las embajadas españolas en muchos países”, dice uno de ellos.

Su labor no cesa en todo el año, aunque es en estas fechas de Cuaresma cuando la tarea se multiplica. A pesar de ello, la sonrisa es permanente. Antonio Fernández y Félix Barrios son los muñidores de la Semana Santa de Rioseco.

1 Comentario

  1. Amigos Antonio y Félix : MUCHAS GRACIAS por vuestro trabajo “semanasantero” y por las atenciones personales que he recibido y seguiré recibiendo de vosotros. Un abrazo y una oración.

Deja un comentario