El tradicional Domingo de Ramos para el Nazareno de Santiago

Toda la Hermandad acompaña al Mayordomo hasta su casa para felicitarle por el cargo
El Pardal precede al cortejo con un toque de trompeta distinto al habitual

Fotografías: Pedro Villa

 

El Domingo de Ramos es un día muy especial para el Nazareno de Santiago y para el Pardal de la Semana Santa riosecana, José Luis García. Como es habitual, cuando termina la multitudinaria misa de hermandades en la iglesia de Santa María, toda la cofradía se dirige hacia la casa del Mayordomo, en este caso la de José Manuel San José, que luce una palma de Domingo de Ramos, con un lazo morado.

El Pardal anuncia el paso del alegre cortejo con un toque muy diferente al de Jueves y Viernes Santo. Cuando se llega a la casa del Mayordomo, todos los hermanos le ofrecen su enhorabuena. Tras pasar lista, el Mayordomos invita a la directiva y al propio Pardal a un suculento almuerzo a base de huevos fritos y chorizo, según se recoge en su Reglamento.

Previamente a ese momento, aún en la iglesia, el párroco de Santa María y Santiago, Juan Carlos Fraile, procedió a la bendición de medallas que se impusieron a los nuevos hermanos del Nazareno de Santiago y la Santa Verónica.

Deja un comentario