El caluroso Domingo de Ramos más concurrido que se recuerda

Cientos y cientos de personas se agolparon especialmente en la Calle Mayor toda la jornada

Si riosecanos, visitantes y hosteleros hubieran soñado un Domingo de Ramos perfecto, seguro que no lo hubieran concebido tan bueno como el de este año. La temperatura, no se puede decir primaveral sino más bien veraniega con máximas de 26 grados, hizo que las previsiones se disparasen y cientos y cientos de personas abarrotaran las calles desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la madrugada.

La Calle Mayor, epicentro de la ciudad, era una constante riada humana, donde apenas se podía transitar, entre bar y bar, especialmente a la hora del vermú, y durante buena parte de la tarde. Desde la Asociación de Empresarios se hace un balance muy positivo de esta fecha, “la más concurrida de cuantos Domingos de Ramos se conocen”. En líneas generales, el fin de semana ha sido muy propicio, ya desde el propio Viernes de Dolores.

Restaurantes y bares al completo y cientos de personas que se agolpaban en los distintos establecimientos hosteleros, en una fiesta que en los últimos años ha crecido hasta niveles impensables no hace mucho tiempo, consolidándose como uno de los días más importantes del calendario riosecano. Según ha podido conocer este periódico, varios autobuses especiales recalaron desde Valladolid, en su mayoría repletos de jóvenes de la capital.

Deja un comentario