El Alevín A y el Cadete protagonizan las remontadas

El fin de semana se salda con cinco victorias, dos empates y una derrota

Una información de Laura Alonso Guerra

La pasada jornada en las filas de la familia del Club Deportivo Rioseco ha estado marcada por las dos meritorias remontadas llevadas a cabo por el Alevín A y el Cadete. Además, en líneas generales, el fin de semana fue muy positivo en la cantera blanquinegra. Y es que de los ocho partidos disputados, cinco terminaron con una victoria riosecana, dos firmaron las tablas y únicamente se lamentó una derrota. Entre los cinco triunfos está el cosechado por el Aficionado B. Los dirigidos por Julián Pegado se impusieron, con una espectacular labor de equipo, al segundo clasificado: el CD La Cistérniga. Así pues, con once justos, y gracias a los goles de Rubén Carbajosa y Cañibano (2), firmaron un 1-3 definitivo y sumaron tres puntos más a su casillero.

CD Rioseco Prebenjamín 7-1 CD Betis B

Partido muy cómodo desde el primer minuto hasta el último, en el que los pequeños de la familia blanquinegra fueron muy superiores al rival en todas las facetas del juego. En la primera parte, los dirigidos por Rubén Blanco y Javi Luna estrenaron el marcador con un gol de Hugo. En la siguiente jugada, Adrián marcó distancias sumando el 2-0. El tercero llegó de las botas de Álvaro. Instantes después, los verdiblancos acortaron distancias. No obstante, poco duró la alegría en las filas visitantes, pues un fallo hizo que se anotasen, en propia puerta, el 4-1, con el que se llegó al descanso. En la segunda parte, ambos grupos disfrutaron de continuas opciones de peligro, pero fueron los riosecanos los que supieron aprovecharlas más eficazmente. Así pues, Adrián, con tres tantos más, sumó su póquer particular y el 7-1 definitivo en el marcador.

CD Rioseco Benjamin B 7-0 CD La Victoria

Los pequeños de Iván Herreras y Tomás Corral protagonizaron la goleada de la jornada. Así, se impusieron al CD La Victoria, el último clasificado del grupo, en un partido que tuvieron controlado desde el principio hasta el final. La primera mitad estuvo definida por un continuo asedio blanquinegro a la portería rival. Por su parte, los visitantes apenas actuaron en el terreno custodiado por el Rioseco. Esto les permitió a los locales llegar al descanso con un cómodo 4-0. En la segunda parte, la dinámica no cambió. La tranquilidad del juego y del marcador, permitió que el Rioseco experimentase nuevas opciones de juego. El pitido final cerró el 7-0 definitivo, con un póquer de Mario Navarro, un doblete de Adrián y un tanto en propia puerta.

Gimnástica Medinense B 0-1 Benjamín A

El benjamín riosecano, dirigido por Paco Alfageme, consiguió una victoria por la mínima en su visita a Medina del Campo, en un partido marcado por la escasa efectividad. En la primera parte del encuentro, el juego estuvo dominado por los visitantes, que dirigían el balón a su antojo. Tres tantos podían haber sumado al casillero blanquinegro, pero el árbitro anuló dos de ellos y únicamente contó el de Diego Arce. En los últimos minutos del encuentro, los locales aprovecharon la relajación riosecana, para intentar dar la vuelta al partido. No obstante, se toparon una y otra vez con la gran actuación de Mateo que despejó todos sus intentos. Así pues, el pitido final dictaminó el 0-1 definitivo.

CD Rioseco Alevín B 6-3 CD Fuensaldaña

Los alevines blanquinegros más pequeños disputaron un partido que tuvieron de cara desde el inicio. Con el pitido inicial, los de Sergio Alfageme y Mateo Ortego desplegaron todo su potencial futbolístico en el verde artificial riosecano. El dominio del juego pronto les permitió adueñarse también del marcador. Así, con solvencia, anotaron un 4-0, con goles de  Rubén, Hugo, Unai e Ismael. Con el resultado a su favor, los visitantes no aminoraron su marcha. El Fuensaldaña acortó distancias con un buen disparo de falta. Sin embargo, la respuesta local no tardó en llegar. Unai con un disparo lejano encarriló definitivamente el partido. O eso parecía. Y es que tras el descanso, los blanquinegros saltaron más pausados y encajaron dos tantos más. No obstante, la gran labor de equipo que desempeñaron los riosecanos les permitió cerrar el encuentro con un cómodo 6-3.

CD Viana de Cega 4-4  CD Rioseco Alevín A

El partido comenzó dormido en las filas visitantes. Los blanquinegros no conseguían hacerse con el dominio del balón. Así pues, eran los locales los que marcaban el ritmo del juego. Fueron también ellos los encargados de estrenar el marcador, con un tanto de penalti, cometido por Hugo. La respuesta riosecana no se hizo esperar y pudieron igualar la contienda con dos opciones claras, pero la balanza no estaba a su favor. Fue finalmente el Viana el que marcó de nuevo, con una gran recuperación en el centro del campo. Con el 2-0 llegó el descanso. En la segunda parte, de inicio, el guion no cambió. Eran los locales los que seguían marcando las pautas del juego. Así, ampliaron su renta en el marcador con un holgado 4-0. El partido parecía sentenciado. Sin embargo, los liderados por Fernando Fernández y Raúl Aparicio tiraron de fuerza, garra y lucha y consiguieron remontar el encuentro, sumando las tablas al marcador final con un triplete de Rodrigo Ordax y un tanto de Iván.

CD Zaratán El Cuadrón 3-1 CD Rioseco Infantil

El Infantil riosecano se medía el pasado sábado ante el que es, sin duda, su rival más directo y complicado: el CD Zaratán El Cuadrón. Como era de esperar, el encuentro disputado por los chicos de Julián y Monchi estuvo marcado, sobre todo, por la fuerza y la intensidad. Y es que apenas hubo verdaderas opciones de peligro para ambos grupos. Así pues, el choque se decidió en jugadas a balón parado. El primer tanto se sumó al casillero local, con un buen disparo de falta directa. Calderón fue el encargado de sumar la igualada, instantes después, en un saque de esquina. Ya en el minuto 65, los morados se adelantaron de nuevo con un disparo de penalti. Con el 2-1, el encuentro no suavizó el ritmo. Pese a que lo intentaron los blanquinegros no consiguieron mover su marcador. Al filo del pitido final, el Zaratán firmó la sentencia con un gran contraataque.

CD Rioseco Cadete 2-1 CD San Agustín

El Cadete blanquinegro, liderado por Rubén Bordallo, protagonizó una meritoria remontada, ante el CD San Agustín, en un partido que empezaron con diez jugadores sobre el terreno de juego y terminaron con nueve. El encuentro se tornó complicado desde el inicio. Y es que muy pronto, en el minuto cuatro, se le complicaron las cosas a los riosecanos. Un penalti en contra sumó el 0-1. El gol dio alas a los visitantes que se adueñaron por completo del juego. No obstante, apenas se generaron opciones de verdadero peligro. Al filo del descanso, en una jugada a balón parado, llegó un penalti a favor de los de Rubén. Miguel no perdonó y sumó la igualada. Las tablas insuflaron energía a los blanquinegros que, tras el parón reglamentario, saltaron dispuestos a llevarse los tres puntos. Pero, de nuevo, cuando mejor estaban, el partido se les complicó: la expulsión de Héctor, por doble amarilla, dejó a los riosecanos con nueve. El penalti cometido por Álvaro fue el punto de inflexión del encuentro. Tras el fallo visitante, los riosecanos tiraron de garra y sentimiento y comenzaron a acechar la portería rival con una contundencia increíble. Fue Juan Luis el encargado de reflejar la meritoria remontada vista en el césped en el marcador. Con una espectacular arrancada desde la medular batió al meta visitante, sumando el 2-1 final.

Deja un comentario